martes, 19 de julio de 2016

Panecillos tiernos.



El otro día preparé unos panecillos, super hiper mega blanditos y ricooooos!! 

Es una de las recetas que tengo en uno de los libros del Cuisine Companion. 

Así que el otro día me animé a prepararlos y quede anonadada de lo buenos que están! 

NECESITÁIS: 

500 Gramos de harina. 

150 ml de leche. 

1 huevo. 

125 ml de agua. 

10 gramos de levadura fresca 

10 gramos de sal. 

25 gramos de aceite de oliva. 

Semillas de sésamo, pipas, mix... lo que queráis para añadirlas por encima. 
Es opcional, podéis hacerlos sin añadirles semillas. 



TRADICIONAL: 


Introducimos en un bol grande la harina, la levadura desmenuzada, la leche, el huevo, el agua, la sal  y el aceite. En ese orden... Con una espátula de madera, vamos mezclando todos los ingredientes.

Volcamos la masa encima de la encimera enharinada, y amasamos bien con las manos, hasta que formemos una masa lisa, sin tropezones, y uniforme. 

La ponemos en el bol, la tapamos con un trapo de cocina y la dejamos levar hasta que doble su tamaño. (Unas dos horas) 


Robot amasador o CUISINE COMPANION: 

Si tenemos un robot amasador, o yo en mi caso la Cuisine Companion, equipamos el robot con el la cuchilla de amasar. 

Introducimos igualmente todos los ingredientes en la cubeta. 

La harina, la levadura desmenuzada, la leche, el huevo, el agua, la sal y el aceite. 

Iniciamos programa

Pastry P1

Con velocidad y tiempo predeterminados. 

Cuando acabe el programa de amasar, y se ponga a 30º, dejarlo sin tocar para que la masa leve dentro del robot. 

En el programa son 45 minutos a 30º, pero podéis dejar que termine el programa, y dejar la masa dentro del robot parado.  (Por lo menos 2 horas en total para que leve y doble su tamaño)
A mi, me llegó la masa hasta la tapa. Y luego los panes estaban super super esponjosos y tiernos. 



Una vez que la masa ha doblado su tamaño, la volcamos encima de la encimera enharinada. 

La amasamos ligeramente y hacemos porciones todas mas o menos del mismo tamaño. 

Les damos forma redondita y las colocamos encima de la placa del horno, con papel. 


Las volvemos a tapar con un paño, o las metemos al horno apagado para que vuelvan a doblar su tamaño. 

Después añadimos semillas de sésamo, pipas, mix, chía... o los dejamos tal cual y con el horno precalentado a 180º horneamos durante 15/20 minutos. 

 




Y listos! Ya tenéis unos panes riquiiiiiiisimos para haceros una burguer, un bocata, o partirlos y tostarlos con queso y jamón!


9 comentarios:

  1. Pues son fáciles de hacer. Gracias por tus recetas!!!

    ResponderEliminar
  2. caramba, se ven faciles de hacer y con una pinta estupenda

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Que pinta mas buena, ademas muy faciles de hacer, graciass

    ResponderEliminar
  5. Que ricos y sencillitos de hacer, y parecen super tiernos, gracias por la receta

    ResponderEliminar
  6. Que ricos me recuerda a los panecillos que hacía mi abuela
    Calentitos Rellenos de choricito ummm

    ResponderEliminar
  7. Me encantan este tipo de recetas porque son para toda la familia, sanas, fácil de hacer y económicas, gracias!

    ResponderEliminar