miércoles, 23 de mayo de 2018

Patatitas al Romero. (Al horno)



Ayer Martes, día de Mercádo en mi pueblo, subí como todos las semanas para cargar de las mejores frutas y verduras, a los mejores precios. 

Compré estas patatitas rojas, pequeñas. Para hacerlas así con piel. Fritas, hervídas, al horno... de cualquier manera, son un escándalo! Están buenisimas y tienen un sabor impresionante! 

Ayer las preparé al Horno, con Romero y quedáron espectaculares! 


NECESITÁIS: 

 300 gr de Patatas pequeñas rojas. 

40 ml de aceite de oliva.  

1 cucharada de postre de Romero. 

1 cucharada de postre de Ajo en polvo. 

1 cucharadita de Pimentón dulce o picante. 

(aquí ya a gusto de cada uno) 

Sal


Tenemos que lavar muy bien las patatas, para quitarles cualquier resto de tierra. 

Depende del tamaño, las partimos en dos, o en cuatro... sin pelarlas. 

Las ponemos en la bandeja de horno. 

Y les añadimos la sal, el aceite y las especias. 
Las removémos bien para que todas se impregnen.



Precalentámos el horno a 180º y las horneámos una media hora, o hasta que veáis que al pincharlas, ya están blanditas y listas! 

Veréis que patatas tan buenas, para acompañar un pescado, una carne, o para disfrutarlas así tal cual solas! 

Prepararlas y ya me contaréis! 

Un besazo!
 

martes, 22 de mayo de 2018

Tarta de dos chocolates y galleta Belga.



Hace días que mi hijo me pedía que le hiciera tarta de chocolate. 

Pues ayer, hice una tartita de dos chocolates, que le metí por dentro galleta picada de Lotus. 

Es muy fácil de preparar, lo único es que tenéis que hacerla de un día para otro, para que cuaje bien. 

NECESITÁMOS: 


 
400 ml de Nata 

500 ml de Leche. 

2 sobres de cuajada 

200 gr de chocolate negro. 

200 gramos de chocolate con leche. 

Galleta Lotus picada. 


Un molde pequeño redondo, desmontable de 18 centimetros. 


Yo utilicé el crumble picado de galleta Lotus, que el otro día me regaló la marca, para que hiciera alguna receta. 
Pero vosotros, podéis picar las galletas, o utilizar las que más os gusten. 


Es muy fácil. 

En un cacito, vertemos 200 ml de nata, 250 de leche, y el chocolate negro a trozos, calentámos mientras removemos para que se derrita el chocolate, y cuando empiece a hervir, añadimos el sobre de cuajada, removemos unos segundos, y añadimos 5 cucharádas de galleta picada, mezclamos todo y vertemos en el molde. 



 Ya tenemos la primera capa de chocolate negro. 

Ahora hacemos lo mismo con la de chocolate con leche. 


También podemos utilizar chocolate blanco. 

Sin limpiar el cazo, añadimos los otros 200 de nata, 250 de leche, el chocolate con leche y hacemos el mismo procedimiento que en el anterior, añadiéndole también la cuajada y la galleta picada. 

Con un tenedor, rayamos la capa que ya teníamos en el molde, que ya se habrá empezado a cuajar. Para que así después no se nos separe una capa de la otra.

Vertemos la segunda, y metemos al frigo hasta el día siguiente. O como mínimo 6 horas. 



La desamoldamos, añadimos más galleta picada por encima y lista para comer! 



 Tenéis un rico pastel de chocolate que seguro que encanta a niños y mayores!