lunes, 16 de abril de 2018

Tarta Tiramisú.



Buenos días! 

Menudo fin de semana movido que hemos tenido de no parar! El Sábado fue el cumple de mi marido, que le hice ésta Tarta de Tiramisú! Su postre favorito! 

Quedó encantado! Que buena está!!! No paraba de repetírme todo el rato! 

Así que aquí os dejo la receta de esta Mega Tarta de Tiramisú que seguro que os encantará! 

El Tiramisú, es una receta que si la buscas por Internet, podrás ver que unos, le ponen Nata, otros no... Otros añaden las claras de huevo montadas, otros no... Incluso en la receta que íva en la tapadera del queso Mascarpone, no llevaba el Licor de Amareto. (Licor de almendras) Y yo creo que eso, es justamente lo que hace que el tiramisú tenga ese toque especial de sabor. 



En el blog, ya puse la receta del Tiramisú, pero para hacerlo en una bandeja o vasitos. Al hacerlo en forma de tarta y querer que tuviera más estabilidad, varié un poco la receta que ya tenía. Pero solo añadiendo, las claras de los huevos, (que en la otra receta no los ponía) Y unas hojas de gelatina para que tuviera más firmeza la crema. 

 
 Bueno, no me lío más y voy con la RECETA: 

NECESITÁIS: 

500 gramos de Queso Mascarpone. 

500 gramos de Nata 33%

70 gramos de azúcar. 

400 gramos de Bizcochos 

1 litro de café fuerte. 

5 huevos. 

60 Ml de licor de Amareto. 

5 hojas de gelatina neutra.  

Cacao puro para espolvorear.


 
Primero de todo, prepararemos el café, y lo dejaremos templar. 

   Vertemos el mascarpone en un cuenco grande, y lo dejamos fuera de la nevera para que vaya adquiriendo la temperatura ambiente. 
 
Y ponemos las hojas de gelatina a remojo en agua fría. 
 


   Ahora cocinaremos las yemas para pasteurizarlas, y que no estén crudas. Las podéis hacer al baño maría en un cuenco, dentro de una olla con agua. 

O en un robot con el accesorio batidor. 

Las introducís en el bol, y las batís junto con 20 gramos de azúcar y 40 ml de Licor de amareto.

4 minutos, a 70 grados, Velocidad 6.
 
Cuando queden 40 segundos de tiempo, añadimos las gelatinas bien escurridas y dejámos que se disuelvan en la mezcla. 

Si lo hacéis en el baño María, igual... añadís las yemas, el azúcar y batís con las varillas o batidora de varillas.


 Vais añadiendo el amareto  y irá cogiendo un tono blancuzco.Hasta que empiecen a espumar. Pero sin dejar que se cuaje el huevo. En el último momento, añadiremos las hojas de gelatina bien escurridas, y removemos bien hasta que se deshagan.


 


Retiramos del fuego y dejámos templar.

Ahora montaremos la nata, en otro bol, junto con 50 gramos de azúcar.  (Recuerda que la nata, siempre debe estar muy fría para que se monte sin problemas)

Si lo haces con Robot, hazlo a una velocidad 6. Y siempre vigilando el tiempo, por que pasa de ser nata a convertirse en mantequilla, en ná que te despistas. 

Medio litro suele tardar unos 4 minutos en montarse... Pero no te fíes y no le quites ojo!  

Por cierto! Debe de ser nata del 33% de matéria grasa o superior y estar muy fría para que mónte sin problema.





Montaremos las claras de huevo también a punto de nieve. 

Con varillas, o robot. 

Velocidad 6 hasta que estén así... 
 

Ahora ya tenemos las yemas por una lado, el queso por otro,  la nata montada por otro, y las claras de huevo por otro! 

Mezclamos las yemas con el queso, y integramos bien. 

Ahora solo tenemos que mezclar la nata y las claras, con movimientos envolventes. 

Vamos añadiendo la nata a la mezcla de yemas y queso poco a poco con movimientos suaves. Luego las claras de huevo. Y ya tenemos lista la crema para el relleno de nuestra tarta. 

Ahora vamos a montarla! 

 Yo utilicé un molde redondo de 25 centímetros desmontable. Pero sin la parte de abajo. Solo el aro. 

Lo ponéis encima del plato donde lo vais a servir y empezamos. 

Al café que ya está templado, le añadimos azúcar al gusto, para que no amargue. Ponerle azúcar... remover y probarlo! Como a vosotros os guste. Y le añadís también 20 ml del Licor de Amareto. 

Mojamos los bizcochos en el café y empezamos a formar una base. 

Como en la foto, bien tapada toda la base.



 
 Rellenamos con una capa de la crema, espolvoreamos cacao y otra ponemos otra capa de bizcochos. Y así hasta que montemos toda la tarta.








Yo puse tres capas de bizcochos.  

La dejámos enfriar en la nevera. 

Si la hacéis de un día para otro, Mucho mejor! 

En el momento de servir, espolvoreáis con cacao puro y lista!

Veis que pintaza?





 Así que venga! Animaros que es muy fácil! Es más fácil hacerla, que explicar como se hace! 






Espero que os guste la Receta, y ya sabéis que si os gusta, me ayudáis mucho dejando aquí en el blog, vuestro comentario! 

Que me encanta leeros! 

Un besazo! 


miércoles, 11 de abril de 2018

Pan de Molde.



Este fin  de semana, preparé este pan de molde. 
Y madre mía que rico!!! 

Es otra de las recetas que lleva el libro de Ivan Yarza, de hacer pan. Os lo recomiendo al 100%. Es una pasada de libro. 

Salió un pan riquisimo, con una corteza crujiente, y una miga super tierna y sabrosa. 

Y hacerlo es muy fácil! 

Vamos con la receta! 

NECESITÁIS: 

Un molde rectangular de unos 22 centímetros. 


300 Gramos de Harina común de Trigo. 

90 gramos de agua. 

90 gramos de leche. 

30 gramos de mantequilla. 

15 gramos de azúcar. 

6 gramos de sal. 

6 gramos de levadura fresca o (2 gr de levadura seca de panadero)



Mezclamos todos los ingredientes en un bol, o robot con el accesorio amasador o gancho, hasta obtener una mezcla homogénea. 

Una vez bien mezcláda y hecha perfectamente la bola, la dejámos reposar tapáda, durante 15 minutos. 

Volcamos la masa en la encimera y la trabajamos un poco con las manos, plegándola y haciéndola rodar. 

La amasamos unos 5 minutos, y la dejámos reposar otros 5... Después volvemos a amasarla un par de minutos más y ya la metemos en un bol tapada hasta que doble su tamaño, un par de horas. 

Pasadas unas horas, ya habrá doblado su tamaño. 

La volcamos encima de la encimera, y la desgasificamos, amasandola y apostándola de nuevo. Formamos un cilindro con los pliegues de la masa hacía abajo, y la metemos en el molde untado con aceite. 

Ahora la dejaremos un par de horas más hasta que doble su volumen

 


Una vez doblado el volumen, la pincelamos con cuidado con leche, y horneamos a 220º durante unos 35 minutos.  

Cuando falten unos 5 minutos, sacamos con cuidado el pan del molde, y lo dejámos hornear en la rejilla los 5 minutos restantes, para que se dore bien por todos los lados. 

Sacamos, dejámos enfriar y a disfrutarlo! 



 Es un pan delicioso!

Animaros a prepararlo y ya me contaréis!