jueves, 26 de septiembre de 2013

Navajas a la plancha.





Buenos días. 

Os gustan las navajas frescas?

Es un aperitivo fácil y sencillo de preparar. 

Os escribo la entrada para contaros un truquito, para poder sacarles bien la arena que llevan dentro. 

Ya que cuesta horrores y muchas veces al comerlas aún podemos encontrar restos de arena asquerosamente molestos. 

Yo he probado varias técnicas para lavarlas, y creo que he dado con la mejor. 

Un día antes, cogéis un "tuper" alto, donde poderlas colocar y que se mantengan de pie y poderlas cubrir de agua. 

Lo llenáis de agua, y le añadís un buen puñado de sal gorda... sin miedo. 

Removéis el agua con la sal para que se disuelva un poco, y sumergís las navajas de pie con la parte por donde se sale la carne hacía arriba. 


Veréis como empiezan a sacaros la lengua... jeje, ya que deben de ser frescas y estarán vivas. 

Así empezarán a sacar toda la arena que puedan tener en el interior. 

Así las dejáis en el frigo hasta el día siguiente. 

Si le cambiáis el agua un par de veces incluso mejor, así iréis eliminando las impurezas. 

Cuando las vayáis a cocinar, solo tenéis que enjuagarlas bien debajo del grifo, y ponerlas en la plancha bien caliente, dándole varias vueltas hasta que estén hechas. 

Las aliñáis con un poquito de picada de ajo y perejil con aceite de oliva y riquiiiiiisimas!! 




Y bueno... ya si las acompañáis con un rico vino blanco como el  Gewürztraminer  de Viñas del Vero, si que ya conseguís un aperitivo de 5 tenedores! 

Bon apetit! 










1 comentario:

  1. me encantan!!!1
    las navajas estan muy ricas y con limoncito!!!

    ResponderEliminar