martes, 15 de octubre de 2013

BROCHETAS DE LANGOSTINO.





Este fue uno de los aperitivos que preparé el día que celebré mi cumpleaños con mi familia en nuestra casa de campo. 

Unas brochetas de langostino, que el que las prueba alucina! 

Y claro... es que puestos así, sin tener que pelarlas ni nada, son una delicia! 



NECESITÁIS: 


Para  1 kilo de langostinos
Langostino crudo, ya sea fresco o congelado da igual. 

Aceite de oliva. 

Sal

Pimienta de cayena. 

Limón.

Unos dientes de ajo. 




Peláis los langostinos. 

Esta es la parte más entretenida, porque pelar todos los langostinos tiene su aquel... jeje. 

Los ponéis en un bol y les añadís un buen chorro de aceite de oliva. 

Un poco de sal. 

El zumo de medio limón. 

Un par de dientes de ajo a trocitos muy pequeños. 

Y una pimienta de cayena partida por la mitad. 


Lo removéis bien, para que se impregnen todos los langostinos con el adobo, y los dejáis unas horitas para que tomen sabor. 

Cuando ya los vayáis a preparar, los vais poniendo en unos palitos de brocheta y los ponéis en la plancha. 




Los dejáis que se hagan por ambos lados, y listo! 

Veréis que aperitivo mas rico!! 

Seguro que os encantará! 

8 comentarios:

  1. madre mia que de brochetas que ricasssssss lo que daria yo por poder coger una ahora mismo tienen una pinta increible.
    besitos noe

    ResponderEliminar
  2. Que delicia y que sencillo de preparar, gracias por la información

    ResponderEliminar
  3. Que rico, tienen una pinta buenísima y muy fácil de hacer, gracias

    ResponderEliminar
  4. riquisimo,lo hare estas Navidades,para cambiar un poco,gracias

    ResponderEliminar
  5. los he hecho alguna vez pero sin limon, salen buenisimos

    ResponderEliminar
  6. Menuda pintaaaa me encantan, gracias por la receta

    ResponderEliminar
  7. Amaia Torres Sánchez21 de noviembre de 2015, 2:00

    Oh que buena pinta tienen, seguro que estan para chuparse hasta los dedos ... Muchas gracias por la receta :)

    ResponderEliminar